martes, 5 de febrero de 2019

Nuestra vida en un cassette

Te echo de menos. He dejado de odiarte (aunque no es la palabra exacta) para echarte de menos. No volvería a aquello, pero hay cosas que echo de menos. Los abrazos. La seguridad de saber que podía decir las burradas que se me ocurrieran. Las risas. La complicidad.
Lo echo de menos como jamas creí.

Pero como dice una canción de Beret, yo no recuerdo pero no olvido. Hubo una cara B que no echo de menos.  No es rencor, es la vida.

Aún así me gusta pensar que podemos ser amigos. Por una gran cara A.

4 comentarios:

  1. Y eso que las caras B eran las mejores hablando de música por supuesto, en personas, mejor solo tener una.

    Besos dulces Tatu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos dos caras, yo creo que es inevitable. Los momentos malos también existen. Pero se aprende y se sigue.

      Besos, Dulce :)

      Eliminar
  2. Es algo que siempre recomiendo: Cuando algo acaba no recordar -solo- el final, lo que impulsó el que se acabara. Recordar también el principio, las cosas hermosas que hicieron que fuese elegido. Eso posibilita la amistad.

    Recordar el final ayuda a no naufragar de nuevo con el mismo barco.

    pero se puede tener amistad con un barco que atraca en el mismo puerto.

    recordar lo bueno, nunca olvidar lo malo: Lo que fue, fue. No volverá a ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Guille. Solo que a veces hace falta tiempo, incluso años. Es como el mar tras la tormenta. La arena tiene que volver a posarse.

      Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...